Skip to content

VIRADA POR REDONDO O TRASLUCHADA



Virada por redondo o trasluchada.-

  Esta maniobra se realiza a favor del viento, consiste en girar o virar el barco pasando las velas de una banda o lado a la otra, la popa pasará por donde viene el viento. Esta maniobra con viento puede ser peligrosa, no permite errores.


Se realiza por pasos:

     1.- El caña avisa de la virada por redondo o trasluchada, para que todos estén situados en sus puestos y atentos. 

     2.- Llevaremos la caña hacia barlovento, al lado contrario de donde esté la mayor, el barco empezará a caer o arribar (alejar la proa del viento). El barco empieza a girar con las velas hinchadas y empieza a deshincharse el foque o génova, queriendo cambiarse de banda. En este momento es cuando tenemos que estar preparados para cambiar las velas y cambiarnos de banda, pero todavía no.

     3.- Seguimos con la caña metida hacia barlovento,  el barco pasa la popa por el viento y el trimmer de mayor o el caña le pega un tirón a la escota de la mayor para que pase de banda, estaremos atentos al paso de la botavara por encima de nosotros y nos agacharemos para evitarla. En cuanto pasa la mayor, nos cambiamos de banda y cazaremos la vela de proa con la escota de la otra banda, soltando la antigua. Pondremos la caña en el centro para evitar seguir girando u orzando.

     4.- Regularemos las velas para el nuevo rumbo, comprobaremos que el carro de la mayor se haya cambiado de banda. El barco ya ha trasluchado y nos centramos en hacerlo andar y que navegue equilibrado. 


Consejos varios:

  - La trasluchada es más fácil que la virada por avante, la realizamos a favor del viento y las velas van hinchadas. Hay que llevar cuidado cuando hace mucho viento.

  - Tenemos que vigilar la botavara para que no pueda golpear a nadie.

  - El barco puede irse de orzada incontrolada contra el viento, un motivo puede ser que tardemos en pasar la mayor de banda o que el caña tarde en llevarla al centro.

  - Hay que vigilar la dirección de las olas y evitar que en la trasluchada nos entre por la aleta, el caña debe intentar que le entren por la popa en el momento de la trasluchada. Si nos coge por la aleta, el barco se irá hacia el viento provocando una gran escorada o inclinación. Se resuelve con un poco de paciencia, amollando velas y corrigiendo el rumbo con la caña.

  - Un truco, con viento, para cuidar el carro de la mayor y evitar el golpe que dá cuando se cambia, es antes de trasluchar llevarlo a barlovento, al otro lado, así cuando trasluchemos ya estará en su sitio y sólo tendremos que estar atentos a la escota de la mayor.